.

.

martes, 5 de mayo de 2009

Quiénes son los defensores de la libertad de prensa, nucleados en la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR)

Ley de Radiodifusión Argentina: duras críticas de una entidad internacional.

La Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR) dijo que el proyecto alienta "medios más vulnerables y dependientes". Fue durante una reunión en Washington, que contó con la presencia del titular de la OEA.
El organismo cuestionó "la amplia discrecionalidad que se pretende otorgar a la Autoridad de Aplicación, controlada por el gobierno de turno, así como la falta de parámetros objetivos para el otorgamiento y renovación de las licencias", que "constituyen amenazas permanentes para la estabilidad de las mismas y, en consecuencia, una potencial presión económica y editorial sobre los radiodifusores
En el encuentro también se describió la situación que enfrentan los medios de comunicación en la Argentina, "a partir de una escalada de confrontación planteada desde el poder político, en la que se inscriben agresiones a medios y periodistas, amenazas fiscales y regulatorias, abusos en la distribución de la publicidad oficial o cooptación de medios privados".
Asimismo, se criticó el hecho de que el Gobierno haya presentado el proyecto en este clima enrarecido y en plena campaña electoral y "que lejos de abordar problemáticas endémicas de la industria audiovisual argentina, genera un marco de incertidumbre tanto para el desarrollo del sector como para la libertad de contenidos".
El texto es parte del comunicado que estos paladines de la libertad de expresión difundieron en el día de ayer.

Pero veamos quiénes son estos estoicos héroes periodísticos.
DECLARACION DE PRINCIPIOS
Buenos Aires 1985
1) Que la existencia de una radiodifusión privada y libre, funcionando como un medio de la Libre Expresión del Pensamiento que garantice la variedad de información, constituye un elemento esencial para la existencia de una sociedad libre.

2) Que el libre acceso de los individuos y consecuentemente de los medios de comunicación a la información, debe ser asegurado y fortalecido.

3) Que siendo la práctica del periodismo el ejercicio de un derecho individual, no debe sujetarse la cobertura de noticias a restricción alguna, y que deben de gozar de los mismos derechos los medios impresos y todas las modalidades de la radiodifusión.

4) Que sólo compete a los responsables de los medios de comunicación establecer los principios de ética que regularán su actividad.

5) Que la radiodifusión comercial debe ser privada y operada competitivamente, constituyendo una actividad de interés público.

6) Que los Estados, respecto a las frecuencias de radiodifusión que les han sido asignadas, deben limitar sus poderes a la distribución y administración de las mismas.

Y esto:
DECLARACION DE CANBERRA
A.I.R - I.P.I. Canberra, 7 de marzo de 1978
El Instituto Internacional de la Prensa y la Asociación Interamericana de Radiodifusión, compartiendo una común dedicación a la Libertad de Expresión y la protección de los derechos humanos, declaran conjuntamente su preocupación frente a los intentos de establecer limitaciones internacionales a la libertad de prensa y radiodifusión y su determinación de oponerse vigorosamente a cualquier acción a nivel nacional o internacional tendiente a suprimir o limitar estas libertades y derechos para cuya defensa existen. Están de acuerdo en que, cuando esas libertades sean atacadas, tomarán acción conjunta donde parezca apropiado a sus respectivas organizaciones.
Tengamos en cuenta que en 1978 la mayoría de las países latinoamericanos estaban gobernados por dictaduras militares que ejercían la censura de prensa como Política de Estado.
Para la AIR esto no era digno de ser destacado en forma particular.

Sigamos con estos muchachos:
DECLARACION DE CARACAS
XXXI Asamblea General Ordinaria
Caracas, Venezuela, junio de 2001
Lamentamos dolorosamente que todavía queden pueblos sometidos por totalitarismos, como acontece en Cuba, donde no existen ni Libertad de Expresión, ni medios independientes y donde la severa censura gubernamental amordaza el derecho de los ciudadanos a la Libertad de Información y de Opinión.
Reiteramos nuestra más grave preocupación ante la proliferación de emisoras ilegales en muchos de nuestros países, las cuales afectan peligrosamente el correcto funcionamiento de las comunicaciones, desconociendo el derecho ajeno, perturbando la convivencia pacifica y la democracia.
Pero sí lamentan dolorosamente lo que acontece en Cuba en 2001.

Y más, y más:
Repudian mordaza en radio y televisión en México
24 de Enero, 2008
La Asociación Internacional de Radiodifusión llama al Senado a evitar presión e
injerencias en los medios, la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR) advirtió
ayer al Senado de la República que la radio y la televisión enfrentan “un riesgo
permanente de injerencias y presiones indebidas que el legislador debe evitar”.
Esta posición de la AIR se registró a unos días de que en México entraran en vigor las
nuevas reglas electorales que prohiben la guerra sucia, la cual consiste en atacar
directamente al contrincante en una campaña política.
La AIR hizo ver que el espectro radioeléctrico no pertenece al gobierno, sino a los ciudadanos.
“El espectro radioeléctrico no es un recurso natural propiedad de los Estados”, explicó
Pardo Sáinz.
“La libertad de los medios para ofertar contenidos y del público para elegir, es la piedra
angular del sistema”, destacó.
Todo un decálogo de principios del libre mercado y el liberalismo antiregulatorio, que deja en manos de algunos grupos oligopólicos el derecho a la libre información de los Pueblos.

Una manito al Grupo de Tareas Clarín:
Montevideo.- 28-03-2009 00:12 CET - La Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR) manifestó hoy su "grave preocupación" ante las "reiteradas y deplorables" interferencias satelitales registradas esta semana por las transmisiones de las emisoras de televisión y radio del consorcio argentino Clarín.
Nunca sacaron un comunicado aclarando que las interferencias fueron provocadas por otro operador del Satélite.

Y lo más importante:
DECLARACION DE GUAYAQUIL
Guayaquil, noviembre de 2001.
Las nuevas tecnologías aplicadas a las comunicaciones, constituyen un progreso para la humanidad toda y, por tanto, deben ser utilizadas para fortalecer la Libertad de Expresión del Pensamiento y la pluralidad de opiniones y medios de comunicación, respetando, asimismo, las realidades y prioridades sociales, culturales y económicas de cada pueblo.
¡Uy, pintó la madre del borrego! En realidad, este grupo es un lobista más que pretende quedarse con el negocio de la televisión digital, cosa que ya consiguió en Colombia, México y Chile, país donde el presidente de la entidad que asocia a las radioemisoras y canales de TV privados es el presidente de la AIR: Luis Pardo Sainz.

AQUÍ ESTÁN... ESTOS SON... LOS MUCHACHOS DE LA LIBRE EXPRESIÓN !!!
El caniche Chino