viernes, 24 de junio de 2016

Navarro-Persico y los militantes del Evita

Yo respeto a todos los militantes que pongan el cuero por defender los derechos de los trabajadores, eso no quita que sus dirigentes hayan tomado una decisión muy equivocada, sobre todo por el momento histórico. Los militantes del Evita siguen siendo mis compañeros, El Chino Navarro y Persico tendrán que dar algunas explicaciones, sobre todo, porque fueron parte del armado y de la estrategia política para el financiamiento de la fuerza.

No somos un grupo de boy scout, somos un movimiento político que busca cambiar las relaciones de poder en nuestra Patria y en el continente y eso cuesta guita. Guita que nunca van a poner los que la tienen. ¿A caso Macri consigue el apoyo internacional y de las corporaciones vernáculas regalando globos de colores? 

Y lo dejo acá para no seguir dándole pasto a los gorilas de la oligarquía que nos gobierna.

Parece que a algunos les pintó la moral progre-burguesa. Somos los nadies, los sin jeta, los negros sin derechos que solo queremos ser felices y eso se consigue con lucha de pie y no negociando de rodillas.

Es la política muchachos, no es la economía ni la guita K.

El Chino.

4 comentarios:

  1. ¿Cinco horas con Cristina y lo que deciden es irse en nombre de la unidad? Cinco horas con Cristina, que no es moco de pavo ¿eh? Hay que tener espalda para enfrentar y contraponer los argumentos de semejante líder. ¿O sencillamente no pudieron/quisieron hacerlo?
    Hay quien dice que fueron a correrla por izquierda. Y me pregunto... si fue así...¿cómo fue que terminaron a la derecha? Mis saludos.

    ResponderEliminar
  2. http://loquerestadeldiaradio.blogspot.com.ar/2016/06/abrazame.html

    ResponderEliminar

Volvemos a dejar libre la posibilidad de comentarios. Estuvimos obligados a moderarlos por la cantidad de trolls que intentaban desvirtuar el debate. Pero bueno, preferimos que sean ustedes mismos los que, coincidan con nosotros o no, pero perticipan de buena leche; quienes ignoren a los tontos o maquinas de ensuciar, hasta que eliminemos su mugre.