miércoles, 1 de septiembre de 2010

CIUDAD CANICHE, UN SUEÑO HECHO REALIDAD

En octubre de 1955, antes de exiliarse definitivamente en el barrio Texalar de Morón, el arquitecto Roberto Ballaina dejó un sobre cerrado que contenía los planos de una ciudad vislumbrada a partir de las proyecciones de Edward Howard, el mismo que inspiró el trazado de Ciudad Evita en La Matanza, cuyo perímetro equivale al perfil de la Jefa Espiritual, incluido el rodete. La idea era construir una ciudad que tributara a Los Caniches de Perón. “Era una orden del Líder”, formaba parte del Segundo Plan Quinquenal”, contaría luego Ballaina clavándose un semillón en la parrilla Los Dos Petisos. Medio siglo después, el arquitecto Alberto Minetta materializó el sueño de la “CIUDAD CANICHE”, cuyo contorno no es otro que la silueta de un caniche, cuzco caro a los sentimientos del Primer Trabajador. CIUDAD CANICHE está emplazada en William Morris, partido de Hurlingham, en el solar bautizado Altos del Lagar Hompa.

Referencias

1. Barrio “Puchi”

2. Barrio “Canela”

3. Barrio “Negrita”

4. Barrio “Tinola / Tinolita”

5. Salón de los Huesos Perdidos

6. Sector Parrillas “Alfredito Moreno”

7. Laguna “Roberto Galán”

8. Barrio “Norma Kennedy”

9. Cruce “Carlos Kunkel”

10. Barrio “Néstor”

11. Barrio “Cristina”

12. Campus “Dr. Guillermo Carlos Segata”

A. Avenida Juan Domingo Perón y María Eva Duarte

Caniches Silvia, Chino, Pipo

Gráfica: Caniche Vale

2 comentarios:

  1. estoy busando un terrenito en Barrio Norma Kennedy. Habrá alguno disponible????
    y le construiría una estatua en la entrada con el famoso gesto: "Ni un pelo le van a tocar al General".

    ResponderEliminar
  2. Me parece difil Diego, justamente el barrio Norma Kennedy es el mas solicitado por tener el sector Spa del "cantry", el espiritu de la compañera llena de paz a sus habitantes.
    Le propongo un chalecito frente a la Laguna Roberto Galan a muy buen precio.
    El Chino.

    ResponderEliminar

Volvemos a dejar libre la posibilidad de comentarios. Estuvimos obligados a moderarlos por la cantidad de trolls que intentaban desvirtuar el debate. Pero bueno, preferimos que sean ustedes mismos los que, coincidan con nosotros o no, pero perticipan de buena leche; quienes ignoren a los tontos o maquinas de ensuciar, hasta que eliminemos su mugre.