viernes, 30 de mayo de 2014

UNIVERSIDAD NACIONAL DE LAS ARTES



 Si bien la formación en dibujo, grabado, escultura y pintura se remonta en Argentina a las Misiones Jesuíticas, la primera escuela de enseñanza de ingeniería náutica y dibujo fue creada en 1799 por Manuel Belgrano, siendo Cónsul Real del Virreinato del Río de la Plata y cerrada en 1806 por el Rey de España.

Posteriormente otras escuelas de arte fueron creadas por el padre Castañeda (1815) en Recoleta, por el Gral. San Martín (1817) en Mendoza, por la Universidad de Buenos Aires (1821), seguidos por los talleres que se abrieron y cerraron durante el resto del Siglo XIX, a cargo de artistas españoles, italianos y franceses. En 1879 la Sociedad Estímulo de Bellas Artes creó los Talleres Libres para el “estudio del dibujo del natural y de la estatuaria” y en 1905 el Poder Ejecutivo Nacional los convirtió en la primera Institución que otorgó títulos oficiales de arte. De esa Academia devino con sucesivos nombres la que se conoció finalmente como Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón, que otorgó los títulos docentes oficiales para la enseñanza de dibujo, escultura, grabado y pintura.

En el año 1947 un grupo de artistas y profesores de Bellas Artes solicitaron y lograron tener una audiencia con la Compañera Evita. La inquietud de la delegación era la formación de una Academia Nacioanal de Bellas Artes con sedes en todas las regiones del País que unificara los títulos y contenidos a nivel nacional.

En la reunión los profesores y artistas le entregaron a la compañera tres carpetas con cientos de hojas donde describían como debería ser esa Academia Nacional de Bellas Artes. El vocero del grupo le explicaba a Evita que el material escrito era producto de muchísimas reuniones que habían tenido en el transcurso de seis meses. Antes que terminara de hablar y ante el desconcierto de todos los presentes, la compañera Evita toma las voluminosas carpetas, las tira al canasto de la basura y les dice: "Yo les pongo a disposicion un avion del estado para que recorran todo el territorio argentino. Pinten, dibujen, hagan lo que tengan que hacer y cuando comprendan la escencia de nuestra tierra me traen un nuevo proyecto de Academia de Bellas Artes. Solo se realizaron dos viajes, después por cuestiones de egos y vedetismos propios de muchos artistas el proyecto nunca llegó a concretarse.


Hoy me recordó el compañero y hermano de militancia Osvaldo Sorrentino. Ayá por el año 81-82 creamos junto con él y varios compañeros el FREPEBA (Frente Peronista de Bellas Artes), esta organización tenía una caracteristica pocas veces lograda, lo integrabamos los Estudiantes, Profesores y Egresados de la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredon, logrando de esta manera una unidad de acción y concepción en todos los sectores de la cominudad educativa. Entre todos los compañeros y aun en dictadura civico-militar, elaboramos un proyecto para que todas las carreras artísticas se convirtieran en una Universidad Nacional de las Artes, pensando que, en algún momento, la situación política nacional nos daría la oportinidad de hacerlo realidad efectiva. Esta semana de Mayo de 2014, con el voto del Senado de la Nación aquel viejo sueño comenzó a hecerse, justamente, realidad efectiva.



PD: Algo personal. Los tiempos cambian y lo que ayer luché como estudiante hoy lo disfruto como profesor en la carrera de Conservación, Restauración de Bienes Culturales del ex IUNA, ahora Universidad Nacional de las Artes. La lucha continúa para que sus contenidos académicos sean Nacionales y Populares como en 1947 lo había propuesto la compañera Evita.


 El Chino.

1 comentario:

  1. cuente alguito mas, x ej,, quienes y porque proponen que el iuna pase a ser bellas artes, qué implica.
    Perdón x mi atrevimiento , pero donde dice Aya por el año... debe decir: Allá por el año
    Gracias por los posteos, son muy de corazón , me parece.

    ResponderEliminar

Volvemos a dejar libre la posibilidad de comentarios. Estuvimos obligados a moderarlos por la cantidad de trolls que intentaban desvirtuar el debate. Pero bueno, preferimos que sean ustedes mismos los que, coincidan con nosotros o no, pero perticipan de buena leche; quienes ignoren a los tontos o maquinas de ensuciar, hasta que eliminemos su mugre.