lunes, 1 de febrero de 2016

La restauración conservadora...




Reprimieron con balas a una murga en la Villa 1-11-14. 
Balearon a chiquitos. 
No tienen perdón. 
VOLVEREMOS PARA HACER JUSTICIA.

El Chino.

1 comentario:

  1. No es ninguna sorpresa. Solamente llama la atención la rapidez, la urgencia en demostrar que, por más globitos que suelten, ES LA DERECHA DE MIERDA DE SIEMPRE.

    ¿Y el respeto por las instituciones? ¿Y los derechos adquiridos? ¿Y el clamor de los democráticos ciudadanos indignados que salían con cacerolas, sus caras de culo, su odio y sus ridículos cartelitos que proclamaban que "ellos eran Charlie Hebdo", o que "ellos eran Nisman" o andá a saber qué otra boludez? ¿Dónde están? ¿Dónde los escondieron?

    Ya tenemos un incremento espantoso de la inflación que no sería tan importante si no fuera que en un grado mucho mayor ha disminuido el poder adquisitivo de los salarios. Ya tenemos apagón comunicacional de tipo dictatorial como no se había visto desde los años de plomo. Ya tenemos a miles de argentinos SIN TRABAJO, sin explicaciones ni respeto alguno hacia su dignidad. Ya tenemos heridos, y hasta NIÑOS lastimados, por su derechísima represión, sus balas de goma y su palito de abollar ideas, como decía Mafalda. Y aún no han transcurrido 60 días desde esta nueva llegada de la infamia.

    Pero "hay que dejarlos gobernar". "No poner palos en la rueda". Al menos, hasta que logren la tan cacareada POBREZA CERO. Ese momento en que hayan podido erradicar a la pobreza MATANDO O HACIENDO DESAPARECER A TODOS LOS POBRES y tengamos OTRA VEZ ENTRE UN 15 y un 20% de desempleo. Y allí volveremos a ser UN PAÍS SERIO, UN PAÍS NORMAL y dejaremos de estar AISLADOS DEL MUNDO.

    Y a esta MALDITA PLAGA la votó la mitad + 1 del electorado.

    Unidos y organizados será la única manera, pero sin recurrir a la violencia que es lo que ellos están buscando, de terminar de una vez por todas con este cáncer depredador de pueblo, de dignidad y de soberanía.

    ResponderEliminar

Volvemos a dejar libre la posibilidad de comentarios. Estuvimos obligados a moderarlos por la cantidad de trolls que intentaban desvirtuar el debate. Pero bueno, preferimos que sean ustedes mismos los que, coincidan con nosotros o no, pero perticipan de buena leche; quienes ignoren a los tontos o maquinas de ensuciar, hasta que eliminemos su mugre.