lunes, 19 de agosto de 2013

ENEMIGOS DEL PUEBLO ARGENTINO

 
No es una cuestión de ganar o perder una elección, esto es el juego dentro de la democracia y lo aceptamos. Pero el poder de facto acostumbrado a gobernar desde las sombras nos quiere eliminar de la faz de la tierra. Somos el hecho maldito para ellos. Quieren que el pueblo argentino escarmiente, que nunca mas se atreva a tocar sus privilegios. La década ganada para las mayorías es la década maldita para ellos. Le declararon la guerra al Estado Argentino y el estado somos todos. Prometen caos y nosotros resistencia. Somos la revolución del amor pero no somos boludos. Como decimos en el barrio: en la calle se ven los "pingos". Sino nos dejan soñar, no los dejaremos dormir. 

CRISTINA GOBIERNA Y CONDUCE. 
VIVA PERON CARAJO!

1 comentario:

  1. Tilo, 72 años19 ago. 2013 21:22:00

    Si han bombardeado, fusilado, secuestrado y asesinado a miles, arrojado al río a víctimas narcotizadas, si han organizado golpes de mercado, cambiarios y financieros, no veo porqué no van a insistir con lo que tienen a mano. Herramientas y mercenarios no les faltan.

    La puta derecha no cambiará más. Está histérica tratando de imponer un fin de ciclo K de la manera que sea. No advierte que faltan más de dos años para finalizar el TERCER MANDATO NACIONAL Y POPULAR. Más de 10 años de populismo. Otra vez. ¡Maldita sea!

    La puta derecha cree que a partir de fines de 2015 el KIRCHNERISMO va a desaparecer, a esfumarse, a diluirse en el aire. No advierte que se ha producido el renacimiento de lo que varias veces trató de exterminar, sin éxito.

    La vedette enferma seguirá engordando con el humo de su cigarrillo pero tendrá que meterse sus oxidados Martín Fierro en el ogt. REPITO: NI EL TIRO DEL FINAL LE VA A SALIR. Y esto lo pronostico tanto para él como para garganta profunda y para el Dr. Salieri.

    Saludos

    ResponderEliminar

Volvemos a dejar libre la posibilidad de comentarios. Estuvimos obligados a moderarlos por la cantidad de trolls que intentaban desvirtuar el debate. Pero bueno, preferimos que sean ustedes mismos los que, coincidan con nosotros o no, pero perticipan de buena leche; quienes ignoren a los tontos o maquinas de ensuciar, hasta que eliminemos su mugre.