lunes, 27 de abril de 2015

Sobre las PASO en La CABA



Por Cynthia Salama

Estoy leyendo muchas puteadas de compañeros por la elección que hizo el Pro en la Ciudad. Quiero decirles que:

1.- Soy orgullosamente porteña, amo a mi ciudad y también al ser porteño, tan pintoresco y peculiar, ( gente de mierda hay en todas partes)

2.- Que hubiera sido de nosotros, los proscriptos durante años, si tras solo 8 años de frustración hubiéramos bajado las banderas. Que hubiera sido de los compañeros y los argentinos todos, si tras 7 años de dictadura hubiéramos abandonado la esperanza de la democracia? 

3.- Los que más se quejan son los que se acercaron a la política con Nestor y eso me hace volver a preguntarles que hubiera sido de nosotros y de ellos si Nestor hubiera abandonado en el 2003 la idea de transformar la argentina?. 

Por eso les digo: Con todos adentro, con nosotros, los PORTEÑOS también, con nuestras banderas intactas, hay que construir y construir. SIN MALTRATOS. Una elección no cambia un ideal. 

Nosotros, con amor e igualdad ...vamos a gobernar seguramente Nuestra Bella Ciudad.!

2 comentarios:

  1. Es cierto que muchos puteamos y hasta nos la agarramos un poco con Recalde, como antes nos la agarramos con Filmus. Hay que enfriar la cabeza y pensar en Recalde que necesita todo el apoyo posible ahora.

    La derecha esta enquistada en CABA, y lo bueno es que de ahi no sale, esta contenida. Si hay una batalla politica que dar es ahi mismo.

    Hay que tener muy claro que no es atacando las falencias del Pro (o del propio electorado porteño) como debe afrontar Recalde este desafio, sino demostrando lo mas clara y visualmente posible que y como podemos darles algo muchisimo mejor de lo que recibieron desde el 2007.

    ResponderEliminar
  2. En muy dificil entrarles a quienes tienen todo resuelto gracias al gobierno nacional.

    ResponderEliminar

Volvemos a dejar libre la posibilidad de comentarios. Estuvimos obligados a moderarlos por la cantidad de trolls que intentaban desvirtuar el debate. Pero bueno, preferimos que sean ustedes mismos los que, coincidan con nosotros o no, pero perticipan de buena leche; quienes ignoren a los tontos o maquinas de ensuciar, hasta que eliminemos su mugre.