jueves, 17 de junio de 2010

ALMORZANDO CON UTURBEY

Revuelo de ponchos rouge

Tomando como excusa el aniversario del fallecimiento de Martín Miguel de Güemes, se juntaron hoy a comer empanadas salteñas los autodenominados “Sub 40” del PJ crítico, con JM Uturbey como anfitrión.

Asistieron los “liberal-rebeldes” Massa y Bruera y hasta el macrista Diego Santilli. También los intendentes de Bahía Blanca, Cristian Breitestein, y de Olavarría, José Eseverri, y el ex ministro de Asuntos Agrarios, Emilio Monzó, emigrado de las filas del Colo(mbiano) De Narváez y amigote de Massa.

Aclararon que el transversal cónclave “no es una señal contra el Gobierno”, sino un encuentro de “jóvenes que gestionan mirando al futuro”. Según Uturbey, la onda es “fortalecer nuestros lazos generacionales”. No cabe duda de que por estas horas deben estar sonando varios celulares.

Según LPO, los “autoconvocados” se enteraron, entre risillas, de que Alberto Fernández se jactaba frente algunos medios de haber sido el organizador de la movida generacional.

Caniche Pipo

2 comentarios:

  1. Será que en Argentina,-finalmente !-, se está organizando un grupo de 'poseedores de la razon', del 'dominio de las propias facultades mentales', que comience a cultivar el sagrado deber de criticar el poder publico, en sano ejercicio de la civilidad y Democracia ? Hurra ! Será el inicio de una nueva generacion de argentinos, que deja de ser 'sin-cabeza', totalmente sometidos a los dictamenes demagogicos y populistas de caudillos de turno ? ? Ojala !

    ResponderEliminar
  2. ¿O será que son una manga de quiosqueros sin dignidad que mojan el pacnito en varios platos para no perder sus privilegios dentro de la clase política?

    Hip Hip Raaa, salame!!!

    Caniche Pipo

    ResponderEliminar

Volvemos a dejar libre la posibilidad de comentarios. Estuvimos obligados a moderarlos por la cantidad de trolls que intentaban desvirtuar el debate. Pero bueno, preferimos que sean ustedes mismos los que, coincidan con nosotros o no, pero perticipan de buena leche; quienes ignoren a los tontos o maquinas de ensuciar, hasta que eliminemos su mugre.