viernes, 14 de mayo de 2010

LOS CIVILES EN EL GOLPE GORILA DEL AÑO 1976

Desde el golpe de Uriburu contra Yrigoyen en el año 30 hasta el último de 1976, siempre los Militares antinacionales estuvieron financiados y empujados a la aventura por sectores civiles en su mayoría ligados a grupos economicos, a la Justicia, y a la Jeraraquia Eclesiastica.
Estos son algunos nombres de los civiles que fueron ideologos y financistas del Golpe gorila antiperonista del año 1976.

La pata civil del golpe tuvo tres operadores principales: Jaime Perriaux, ex ministro de Justicia del general Lanusse, con sólidos contactos en las fuerzas armadas y el mundo empresario.
Fue el artífice y nexo entre los sectores del poder real que respaldaron la movida militar.

Ricardo Masueto Zinn, estrechamente ligado a la banca y al grupo Macri, fue funcionario de López Rega y viceministro de Economía de Celestino Rodrigo en 1975 y ya como asesor reciclado en la dictadura, fue uno de los autores de la nueva ley de entidades financieras, una pieza clave para instalar el modelo de la patria financiera.

Con los años, Zinn, volvería a cobrar protagonismo público como impulsor del modelo privatizador de Menem. Más atrás venía Ricardo Yofre, un abogado vinculado al radicalismo balbinista con aceitada influencia en distintos sectores políticos.


También aparece Armando Braun. Su nombre fue uno de los que se barajó para ocupar la cartera de Economía en los nuevos tiempos dictatoriales. Socio de otro ultraliberal-conservador, Alberto Benegas Linch, Braun fue uno de los creadores del Centro de Estudios de la Libertad, cenáculo de conservadores anticomunistas al servicio del llamado liberalismo económico. Entre 1974 y 1978 fue el presidente de la Cámara Argentina de Comercio y en los tiempos neoliberales del menemato, presidente del Consejo Empresario Argentino, desde donde respaldó con entusiasmo el proceso privatizador de los años 90.


Más nombres. Roberto Teodoro Alemann, ligado a la banca suiza, fue ministro de Economía de Galtieri en plena guerra de Malvinas. Su hermano Juan fue secretario de Hacienda de Videla. Martínez de Hoz tenía la representación del Chase Mannhatan Bank de Rockefeller. La familia Soldati era dueña del Banco de Crédito Argentino con intereses en Zürich, además de manejar la empresa Italo. Otro era Krieger Vasena representante de la Deltec Internacional con sede en Bahamas, uno de los tantos paraísos fiscales.


Adolfo Diz, presidente del Banco Central con Videla, venía de ser un funcionario de línea del Banco Mundial. Juan Ocampo fue con la dictadura, presidente del Banco Nación. Su padre, Narciso era el dueño del Banco Ganadero. Con ellos, tenemos que citar a Guillermo Walter Klein, mano derecha de Martínez de Hoz en Economía. Cristian Zimermann fue al Banco Central y Roberto Bullrich al Banco Provincia. Otros banqueros respaldaron la política económica del proceso. Podemos citar a Eduardo Escasany, Manuel Sacerdote y Richard Handley.


También hubo civiles vinculados con la justicia: Alberto Rodríguez Varela y José María Durrieu. Otros personajes: Jorge Aguado, presidente de CARBAP y luego ministro de Agricultura y Ganadería del general Viola y gobernador de facto de la provincia de Buenos Aires. Con los años terminó como director del grupo SOCMA de la familia Macri que manejó con Zinn los destinos del Banco de Italia. En 1977 el Consejo Empresario Argentino estaba integrado por: José Estensoro, Ricardo Grüneisen, Jorge Zorreguieta (funcionario de Videla), Celedonio Pereda, Agostino Rocca, de la poderosa Techint, Federico Zorraquín, Franco Macri, Amalia Lacroze de Fortabat, los hermanos Bulgheroni y Juan Courat, presidente de Ford, entre otros.


Distintas instituciones celebraron la llegada de los militares: el CARI, Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales; FIEL, Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas; Colegio de Abogados de Buenos Aires; Asociación de Bancos de la Argentina; IDEA, Instituto para el desarrollo Empresario de la Argentina; ACIEL, intercooperativa que nucleaba a la UIA, la Cámara de Comercio, la Bolsa de Comercio y la Sociedad Rural.

Hay más nombres: Eduardo Oxenford, presidente de la UIA y ministro del general Viola. José María Dagnino Pastore, ministro de Economía de Onganía y de Bignone. Carlos Conrado Helbling, presidente del BANADE. Jorge Wehbe, minsitro de Economía de Bignone y de Finanzas de Lanusse. Elbio Baldinelli, funcionario de Galtieri. Domingo Cavallo, presidente del Banco Central de Viola, canciller y ministro de Economía de Menem y también de Fernando de la Rúa. Alejandro Reynal, vicepresidente del Banco Central con Videla. Arnaldo Musich, Jorge Aja Espil, Tomás de Anchorena, Nicanor Costa Méndez (canciller de Onganía y de Galtieri), todos miembros selectos del establishment diplomático.

Con los años, muchos se reconvirtieron en el CEMA, Centro de Estudios Macroeconómicos de la Argentina, una entidad nacida en 1978 que tiene su antecedente directo en otra institución de cuño procesista: la Fundación País que nace en 1976 de la mano de Pedro Pou (presidente del Banco Central con Menem), Ricardo Zinn, Mario Hirsch, Orlando Ferreres y Miguel Roig (primer ministro de Economía de Menem) de la poderosa corporación comercial Bunge & Born.


Finalmente, una mención para AEA, Asociación Empresaria Argentina. Es un desprendimiento estratégico de la Unión Industrial Argentina para confrontar abiertamente con el kirchnerismo. En AEA aparecen firmas poderosas como Arcor de la familia Pagani, Techint de la familia Rocca y el grupo monopólico Clarín con Héctor Magnetto. En los últimos meses de 2009 comenzó una diáspora dentro de la AEA que debilitó sus posiciones ofensivas. Cinco grandes conglomerados se separaron de la entidad. Con ellos se fue la cementera Loma Negra, hoy del grupo brasileño Camargo Correa.


Todos ellos al igual que los Militares golpistas, infames traidores a la Patria y complices de genocidio.

La justicia va a llegar, cueste lo que cueste y caiga quien caiga.

El caniche Chino

5 comentarios:

  1. ja ja
    Apurate que estan viejos, el caiga quien caiga lo vas a hacer en la próxima vida, si la hay.

    ResponderEliminar
  2. Asco e impunidad.

    Pancho, la memoria, eso que se transmite de generación en generación, que no es recuerdo, no se pone vieja, no desaparece.

    ResponderEliminar
  3. Lo lastimable, fue que terminar con un vergonzoso estado de cosas, que era "isabelita &cia", no fue como deberia haber sido: imponer un regimen de re-educacion; para que las futuras generaciones, pudiesen olvidarse definitivamente de la contaminacion profunda, que significa la enfermedad 'peron', para la Argentina !
    La plaga 'isabeita &cia', fue dejada por 'peron' ! Tenia que ser 'operada' ! Lo malo, que en Argentina, no existió una 'onda', movimiento, partido o cosa parecida, que consiga rompar el ciclo interminable, de 'ellos, contra nosotros' ! En que aun la Argentina está enterrada y muy hundida ! Desde..., Rosas ! Con la mediocridad instalada hoy, a travez del caudillo demagogo-populista k, las cosas estan de mal, para peor ! Pero algun dia, deberá ocurrir, que el ciclo maldito, ser rompa !

    ResponderEliminar
  4. Caniches qué suerte que Uds. dejan opinar a todos y no como en la dictadura donde acallaron voces para siempre, nos despojaron financieramente y nos hicieron partícipes de una guerra que este gobierno la da ideologicamente y la dictadura con armas, torturas y robos. Gracias por la memoria y por dejarnos opinar! la voz y el pensamiento no desapareceran , nunca nos fuimos, pero hoy somos proyecto que da batalla el campo popular.

    ResponderEliminar
  5. manguera48@yahoo.com.ar18 may. 2010 10:18:00

    Muy claro, muy bien. No olvidemos tambien que ademas de los capitanes del cipayismo vernaculo (empresario , politico clerical etc etc) la UCR (hubo excepciones) brindo centenares de intendentes, subsecretarios funcionarios a todos los procesos militares. La cuenta era simple, como no tenian votos , para ellos gobernar, hacian falta botas.
    Hoy son los adalides del republicanismo y la democracia, como don alfredo palacios (era socialista choto), que no dudo en aceptar una embajada de la fusiladora.O don ernesto sábato, que al final del camino santificó la teoria de los dos demonios.

    ResponderEliminar

Volvemos a dejar libre la posibilidad de comentarios. Estuvimos obligados a moderarlos por la cantidad de trolls que intentaban desvirtuar el debate. Pero bueno, preferimos que sean ustedes mismos los que, coincidan con nosotros o no, pero perticipan de buena leche; quienes ignoren a los tontos o maquinas de ensuciar, hasta que eliminemos su mugre.