miércoles, 22 de diciembre de 2010

EDICION MIERCOLES 22/12/10: PERPETUA Y CARCEL COMUN, GRACIAS NESTOR!

Foto Telam

Parafraseando toscamente a León Gieco: "MEMORIA, VERDAD, JUSTICIA tres palabras mágicas para la vida , para el amor y el corazón"
Parecía imposible siete años atrás, tanta lucha y militancia de La Madres; Las Abuelas, los Organismos de Derechos Humanos, los Nietos, los Hijos. Todo parecía inútil. La sed de justicia no encontraba remanso.

Hoy escuche a los voceros de la opinión pública diciendo que aquel 24 de Marzo de 1976, había un concenso generalizado para tolerar el golpe cívico-militar. Como siempre quien dice una media verdad esta diciendo una media mentira.
Sí consensuaban los medios periódisticos que se quedaron con Papel Prensa, sí los antiperonistas, sí los dueños de la guita, sí los cipayos lambeculos de los EE. UU., sí los sindicalistas traidores, sí los miserables que dentro del Movimiento Peronistas jugaban a agudizar las contradicciones, sí los infiltrados de derecha que asesinaban compañeros, si la clase mierda Argentina, sí la izquierda tilinga.
NO EL PUEBLO DE PERON Y EVITA.

El pueblo Peronista sabía que cada vez que las botas y sus socios civiles llegaban al gobierno, solo quedaba esperar muerte, persecución y hambre. Es la memoria histórica, es el saber popular, es la condición humana de los dignos.

Gracias Nestor por ser uno de nosotros.

El Caniche Chino

1 comentario:

  1. Hoy me levante mas o menos temprano, viaje en tren con aire acondicionado $ 1,60 ida y vuelta, bien. Me dijeron que el 23 me pagan el sueldo y el 28 el aguinaldo. Volvì a mi saca, clavè una cerveza hiperfrapè, boludiè pebsando que era un dìa lindo, prendì la radio y escuche la sententcia.... Nada es por casualidad.... EN CANA PAPA!!!

    ResponderEliminar

Volvemos a dejar libre la posibilidad de comentarios. Estuvimos obligados a moderarlos por la cantidad de trolls que intentaban desvirtuar el debate. Pero bueno, preferimos que sean ustedes mismos los que, coincidan con nosotros o no, pero perticipan de buena leche; quienes ignoren a los tontos o maquinas de ensuciar, hasta que eliminemos su mugre.