miércoles, 30 de septiembre de 2009

¿CASUALIDADES? Y OLOR A PODRIDO

En el medio, el monono Pedro López Matheu

Parece que en estos días turbulentos, y –casualmente– cuando está por emitir dictamen el Plenario de Comisiones de la Cámara de Senadores respecto del Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisuales, asistimos a una escalada de conflictos sociales que tiene como escenario principal a la Planta de Kraft Foods, ex Terrabusi.

A muchos de nosotros nos provocaron indignación las imágenes de la represión cuando la policía bonaerense cargó sobre los trabajadores en las puertas de esa empresa. Pero también nos sorprendió que quienes llevaban adelante muchas de las reivindicaciones laborales de los obreros de esa multinacional estaban encabezados por personajes como Vilma Ripoll y su partido, el MST, conjunción que no dudó el participar de la marcha reaccionaria y golpista de los agrogarcas del campo llevada a cabo el 15 de julio de 2008 en el Monumento a los Españoles.

Desde ya, como peronistas, apoyamos la lucha de los trabajadores, ya que entendemos que nuestro movimiento no es otra cosa que la expresión de éstos en el marco de la historia argentina reciente. Sin embargo, creemos que estos compañeros laburantes deberían evaluar bien la elección de sus representantes, ya que apoyar a la Sociedad Rural Argentina y defender trabajadores resultan prácticas diametralmente opuestas.

Todo huele a podrido, o mejor dicho a opereta barata. Como dijo mi compañero el Caniche Pipo, estos actores de reparto que hoy aparecen en escena “trabajan a destajo para instalar la figura del NUEVO ACTOR SOCIAL de izquierdas que sale a enfrentar heroicamente a la corrupción K y la burocracia sindical de Hugo Moyano”.

Pero existen algunas perlitas en este conflicto. La “punta del iceberg” –como le gusta decir a Pitrola– comenzó a verse ayer, cuando en el programa “Palabras Más Palabras Menos”, conducido por el dúo dinámico Tnbaum - Zloto, un trabajador de la comisión interna de Kraft –despedido y con acceso denegado a la planta– señaló que el negociador de la empresa, un señor llamado Pedro López Matheu, director de Asuntos Institucionales de esa multinacional, fue también el responsable de los despidos y la desarticulación de la comisión interna de los trabajadores de Clarín, dato que se esfumó en la nota sin ningún tipo de comentario.

En aquel momento, la Justicia ordenó dar marcha atrás con los despidos en Clarín, tal como lo reflejamos en este blog (http://loscanichesdeperon.blogspot.com/2009/07/la-justicia-ordeno-que-artear.html). Es sumamente llamativo que este personaje, López Matheu, coincida y además aplique las mismas políticas, como puede advertirse en una nota publicada en la revista digital Zoom (http://revista-zoom.com.ar/articulo111.html). Los métodos son los mismos, pero hay todavía más: este siniestro personaje fue miembro de ADEPA; es más, presidió la Comisión de Libertad de Prensa e Información en su carácter de vocal titular de dicha institución, en septiembre de 2003, como lo reflejó este artículo del diario LA NACION: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=530860.

Como puede apreciarse, todo parece estar muy concatenado: el conflicto de la multinacional, estos dirigentes de la izquierda paleolítica con legajos bastante empiojados, patronales que reclutan mercenarios sin prejuicios, o mejor dicho con prejuicios hacia las libertades laborales, asociaciones de defensores de la libertad de expresión, medios de comunicación, marchas, cortes, caos…

Y sí, LIBERTAD DE EXTORSIÓN, no nos cabe ninguna duda.

Los datos sobre López Matheu fueron proporcionados por el compañero Daniel Ponzo, ex trabajador de Clarín e integrante de la comisión interna de ese medio en el año 2000.

Caniche Julián

12 comentarios:

  1. Muy buenas coincidencias encontradas.
    Los felicito.
    Hay que mostrarlo en toda la red blogera

    ResponderEliminar
  2. No son casualidades. Cosas más bravas veremos si la ley logra bajar al recinto.

    ResponderEliminar
  3. isabl lignaquy30 sep. 2009 19:44:00

    cumpas,siempre con uds,gracias.

    ResponderEliminar
  4. isabel lignaquy30 sep. 2009 19:45:00

    el hijo de lopez Matheu le pregunta
    "-Y vos ,papi,de qué trabajás?

    -De hijo de pta trabajo,hijo, de hijo de puta"

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno Juli excelente, super completo el posteo, tengo que linkearlo y no sé como que la parió.

    ResponderEliminar
  6. Mery, copiás la dirección que sale arriba (loscaniches, etc) y lo pegás donde quieras.

    PIpo

    ResponderEliminar
  7. Es coveniente recordar ke esos cumpas estan historicamente algo perdidos y les hacen el juego, pero seamos medidos, ahi faltamos nosotros por eso estan ellos. Ke seguramente tendremos mas en comun ke lo k inmaginaos. Recordemos tambien k para hacer na buena tortilla hay k romper muchos huevos, vendran operaciones peores, precisamente por se han tocado intereses. Abrazos Leo.

    ResponderEliminar
  8. "La destrucción de las personas"
    "A un determinado nivel de negocios, el ambiente se convierte en el de un proceloso mar de tiburones". .."no sólo se pretende superar a un competidor; el objetivo es destruirle. Por lo demás, el vocabulario de la economía mundial es de una violencia extrema y muy aproximada al vocabulario que utilicé en las descripciones de los perversos narcisistas: se habla de "depredadores" que se lanzan a una incursión contra un competidor, de empresas que están en el punto de mira y que acaban por convertirse en presas,etc".
    "Cuando una empresa está en dificultades, llega al extremo de contratar a un "limpiador", por no decir un "asesino" del exterior. Esa persona acude a la empresa para hacer limpieza sin que le perturben los afectos por la gente que trabaja ahí: cierre de empresas, reducción de empleo."
    (Fragmento de EL ACOSO MORAL EN EL TRABAJO de Marie-France Hirigoyen, de editorial Paidós,Bs.As. 2001. pag. 185).
    Dos hipótesis el "limpiador" juega a las dos ventajas por Kraft y por los monopolios mediáticos o la empresa quiere echar gente y contrata al "killer" laboral.La torpeza de resolución estatal y los grupos violentos agitadores son los tontos útiles.

    ResponderEliminar
  9. Ni el gobierno y ni los grupos son idiotas utiles, en todo caso puede que sean los trabajadores, pero la dirigencia de izquierda sabe muy bien a lo que juega, o tambien pensas que fueron idiotas utiles cuando apoyaron al cammpo? o segun tu teoría fueron idiotas utiles cuando se hicieron los boludos en la dictadura mientras los peronistas poniamos los muertos y los desaparecidos? El gobierno apostó a la negociación, pero como son tan obtusos, y piensan que el enemigo esta en la Casa Rosada, profundizaron las medidas, poniendo una ves mas a los laburantes como rehenes, casi calcado a lo que hicieron en Brukman, es mas son tan pobres de recursos políticos, que piden la nacionalización de la empresa, ¿quien va a poner el pecho en la calle para defender esa medida?, seguro que esa dirigencia no, esa mas seguro defenderan a la patronal, como defendieron al golpismo agrario

    ResponderEliminar
  10. Copio :
    Desde ya, como peronistas, apoyamos la lucha de los trabajadores, (...). Sin embargo, creemos que estos compañeros laburantes deberían evaluar bien la elección de sus representantes, (...).

    Digo:
    Y no les parece que eligieron?... o piensan que daer es mejor?...

    Un abrazo
    Pino

    ResponderEliminar
  11. Leo comparto 100to por ciento, Pino se elije lo que se puede no?, no se si Daer es mejor que Bogado me late que los 2 seguro apoyarian a Isabel, pero seguro Moyano es preferible para los trabajadores mas que Otto Vargas.
    Saludos

    Pavlo

    ResponderEliminar
  12. Me parece además que con estos cortes inflaman a la clase media para que reciba con brazos abiertos a la policía metropolitana de Macri.

    ResponderEliminar

Volvemos a dejar libre la posibilidad de comentarios. Estuvimos obligados a moderarlos por la cantidad de trolls que intentaban desvirtuar el debate. Pero bueno, preferimos que sean ustedes mismos los que, coincidan con nosotros o no, pero perticipan de buena leche; quienes ignoren a los tontos o maquinas de ensuciar, hasta que eliminemos su mugre.