miércoles, 2 de septiembre de 2009

A ver abuela, señora, muchacho, pebete. Esto es simple y terrible a la vez


“Presentan la ley para controlar los medios” (tapa Clarín)

“Lanzan la ley de radiodifusión con un duro ataque a la prensa” (tapa La Nación)

“Envían el proyecto para amordazar a los medios” (tapa La Razón)

“El miedo es el mensaje” (tapa Crítica)

Hoy Clarín volantea “La ley contra los medios y la vieja resolución 125” en la nota titulada “De nuevo los Kirchner dificultan las negociaciones en el Congreso”, mientras La Nación asegura que “Cae a su nivel más bajo la imagen del Gobierno”.
¿De dónde salen esos datos? Vaya uno a saber...

Los Partidos –ya Estados autónomos– Clarín y La Nación sacan las uñas para defender sus poder ultraconcentrado ante la inminente sanción de la Nueva Ley de Medios, que le permitirá al pueblo argentino archivar la vieja norma de la dictadura, establecer la distribución equitativa del espacio radioeléctrico e impedir que estos multimedios consoliden una diversificación y ramificación que los convirtió en verdaderos monopolios, algo que, acá y en la China, tiene mucho que ver con el autoritarismo.

Y con la subversión bien entendida. No la que “combatieron” años ha, sino la que vienen ejerciendo desde tiempos inmemoriales mediante sus cagatintas cipayos. Vemos también que la oposición se llena la boca con la palabra “democracia”, pero al mismo tiempo no se resigna a perder su espacio –y ahora ya ve la posibilidad de multiplicarlo– en las páginas de Clarín o La Nación o en el aire de TN.

Como Silvana Giudice, que años atrás elaboró un proyecto de ley de medios muy similar al actual, y hoy oficia de vocera de los multimedios y, por fuerza, termina operando en favor de la ley sancionada en tiempos de Jorge Rafael Videla y Alfredo Martínez de Hoz.
Así de simple y de terrible, ¿no?

Ahora bien, la UCR se ha manifestado históricamente en contra de la ley de la dictadura, generando distintos proyectos (Margarita Stolbizer, Gustavo López). Cada vez que algún gobierno democrático intentó meter la nariz en la ley de la dictadura, los multimedios (Clarín y La Nación a la cabeza) ejercieron una enorme presión para que nadie se atreviera a derogarla.

Hubo excepciones, como las modificaciones introducidas en el artículo 45 de la 22.285, que hasta 1994 impedía la concentración de medios y cuya reforma le exigió el Grupo Clarín a Raúl Alfonsín, quien no cedió a la presión de Magnetto, el pequeño dios doméstico y vulgar. Y así terminó, acribillado por las tapas del gran diario argentino, sobre todo al final de su gobierno, en plena hiperinflación. Al final, se sabe, quien entregó el rosquete fue el sultán Carlos Menem, con Raúl Burzaco como secretario de Medios, para que se pudiera modificar ese artículo a cambio del apoyo irrestricto a su reelección.

¿Por qué ensucian los monopolios esta iniciativa?
Porque el proyecto los limita claramente: regula a las compañías de televisión paga, autoriza a las empresas de servicios públicos como las telefónicas a ingresar a ese mercado y divide el espectro radioeléctrico en tres partes iguales, para ser usados por medios comerciales, ONGs y estatales. Sin duda, esto evitará la concentración. Así, Clarín deberá poner en venta al “independiente” Canal 13 si quiere mantener Multicanal y Cablevisión, que le provee más de 60% de sus ingresos. Y encima, deberá achicar esa empresa de cable, ya que tiene 50% de los abonados del país y no podrá superar el 35%.

El Grupo Uno, de Daniel Vila y José Luis Manzano, es dueño de Supercanal, la tercera red de cable del país, pero tiene además 19 radios y canales. No puede tener más de 10 licencias. Lo mismo le pasa al español Grupo Prisa, dueño de Continental, que tiene 19 licencias y sólo podrá conservar hasta 10. Y así con otros multimedios. En buen romance, eso se llama DEMOCRACIA. Pero curiosamente, estos monopolios rechazan la sanción de la Nueva Ley en nombre de la de democracia y la libertad de expresión.

Bajo la excusa de que los K son “autoritarios”, multimedios y oposición (términos que resultan sinónimos) defienden con uñas y dientes la ley de Videla y Martínez de Hoz, la misma que les permitió a cuatro grupos empresarios adueñarse del 80% de los medios de comunicación, algo que no sucede en ningún país del mundo.
¿Cuáles son las objeciones de los oligopolios y sus voceros de una parte de la oposición?

1-El Gobierno quiere disciplinar a los medios con esta ley.

Dice la ley vigente de la dictadura:
El organismo que regula a la radio y a la televisión está integrado por militares, servicios de inteligencia y empresarios.
Como resulta imposible que en un sistema democrático sea ésta la integración del Organismo, el COMFER (actual autoridad de aplicación) se encuentra intervenido desde el año 1983, con lo cual la regulación de la Radio y la Televisión queda sólo al criterio de un representante del Gobierno.
Dice el Proyecto de ley de la Democracia:
ARTÍCULO 14.-
La conducción y administración de la AUTORIDAD FEDERAL DE SERVICIOS DE
COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL será ejercida por un Directorio integrado por CINCO (5) miembros designados por el PODER EJECUTIVO NACIONAL, DOS (2) de ellos a propuesta de la COMISIÓN BICAMERAL DE PROMOCIÓN Y SEGUIMIENTO DE LA COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL.
Los Directores correspondientes a la referida COMISIÓN BICAMERAL serán seleccionados por ésta a propuesta de los bloques parlamentarios de los partidos políticos, UNO (1) en representación de la segunda minoría y el restante en representación de la tercera minoría.

ARTÍCULO 15.-
CONSEJO FEDERAL DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL.

Créase, en el ámbito de la AUTORIDAD FEDERAL DE SERVICIOS DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL, el CONSEJO FEDERAL DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL.

ARTÍCULO 16.-
Integración del CONSEJO FEDERAL DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL.
El CONSEJO FEDERAL DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL se integrará por los siguientes miembros, quienes serán designados por el PODER EJECUTIVO NACIONAL a propuesta de los sectores que a continuación se detallan:

a) UN (1) representante de cada una de las provincias y del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Dicha representación se corresponderá con la máxima autoridad política provincial en la materia;

b) TRES (3) representantes por las entidades que agrupen a los prestadores privados de carácter comercial;

c) TRES (3) representantes por las entidades que agrupen a los prestadores sin fines de lucro;

d) UN (1) representante de las emisoras de las Universidades Nacionales;

e) UN (1) representante de las Universidades Nacionales que tengan facultades o carreras de comunicación;

f) UN (1) representante de los medios públicos de todos los ámbitos y jurisdicciones;

g) TRES (3) representantes de las entidades sindicales de los30 trabajadores de los medios de comunicación.

h) UN (1) representante de las sociedades gestoras de derechos;

i) UN (1) representante por los pueblos originarios reconocidos ante el INSTITUTO NACIONAL DE ASUNTOS INDIGENAS (INAI)

ARTÍCULO 19.-
Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual.
Créase la DEFENSORÍA DEL PÚBLICO DE SERVICIOS DE COMUNICACIÓN


¿Con cuál de las dos Leyes el Gobierno "disciplinaría" mejor los medios?

2-El Gobierno pretende revisar las licencias cada 2 (dos) años.

Dice el proyecto de Ley de la Democracia:

ARTÍCULO 33.-
Duración de la licencia.

Las licencias se otorgarán por un período de DIEZ (10) años, a contar desde la fecha de la Resolución de la AUTORIDAD FEDERAL DE SERVICIOS DE COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL que autoriza el inicio de las emisiones regulares.
NOTA Artículo 33:
Se sigue el criterio de la nueva legislación española de 2005, que promueve el impulso de la televisión digital.
En este caso se elevaron los plazos de duración de las licencias de cinco a diez años. La misma cantidad establece Paraguay.
El plazo de duración de las licencias en Estados Unidos es de ocho años y de siete años en Canadá.

ARTÍCULO 34.-
Prórroga.
Las licencias serán susceptibles de prórroga por única vez, por un plazo de DIEZ (10) años, previa celebración de audiencia pública realizada en la localidad donde se preste el servicio, de acuerdo a los principios generales del derecho público en dicha materia.


ARTÍCULO 40.-
La Autoridad de Aplicación deberá, en forma bianual y en virtud de la aplicación de nuevas tecnologías, revisar las reglas establecidas en los artículos 38 y 39 con el objeto de resguardar la competencia, el interés público, y promover el pluralismo y el desempeño de los prestadores de la actividad, preservando los derechos de los titulares de licencias o autorizaciones al momento de la revisión. La aprobación de las nuevas reglas deberá ser previamente ratificada por la
Comisión Bicameral creada por esta ley.
NOTA Artículo 40.
En la propuesta formulada se agrega una hipótesis de trabajo hacia el futuro en el que el dividendo digital permitiría una mayor flexibilidad de normas.
Para tal fin se ha tomado en consideración las instancias que la ley de Comunicaciones de Estados Unidos diciembre1996, -sección 202 h) - ha dado a la FCC para adaptar de modo periódico las reglas de concentración por impacto de las tecnologías y la aparición de nuevos actores, hipótesis prevista que se consolidó por las obligaciones que la justicia federal impuso a esa Autoridad de Aplicación tras el fallo “Prometheus

Como se ve, en ningún momento la Nueva Ley se refiere revisar las licencias cada 2 (dos) años.

3-Este Congreso no es legítimo.
Este Congreso es LEGAL Y LEGITIMO.
Es Legal porque su mandato vence el 10 de Diciembre de 2009.
La Constitución Nacional no otorga ninguna representación a los legisladores electos hasta que hayan jurado ante ésta.
Los Legisladores con mandato Constitucional son los que asumieron el 10 de Diciembre de 2007.
Este Congreso y sus integrantes son legítimos, ya que hsn sido votados por el Pueblo de la Nación Argentina por un período de cuatro años, y porque juraron ante la Constitucion Nacional.
Todo lo demás son interpretaciones politicas antojadizas.

Que los Oligopolios Mediáticos defiendan sus intereses es comprensible, pero que sectores de la oposición defiendan intereses particulares en detrimento del interés general, más que una actitud miserable, es TRAICIÓN al voto popular.

Caniches PIPO y CHINO

1 comentario:

  1. Muy bueno, cumpas caniches!! Eso es ladrar,carajo!
    Abrazo
    \P/

    ResponderEliminar

Volvemos a dejar libre la posibilidad de comentarios. Estuvimos obligados a moderarlos por la cantidad de trolls que intentaban desvirtuar el debate. Pero bueno, preferimos que sean ustedes mismos los que, coincidan con nosotros o no, pero perticipan de buena leche; quienes ignoren a los tontos o maquinas de ensuciar, hasta que eliminemos su mugre.