lunes, 4 de enero de 2010

AÑO NUEVO, OBJETIVO VIEJO


“El arte de nuestros enemigos es desmoralizar, entristecer a los pueblos. Los pueblos deprimidos no vencen. Por eso venimos a combatir por el país alegremente. Nada grande se puede hacer con la tristeza.”
ARTURO JAURETCHE

Arranco con esta frase para darle entidad al objetivo que persigue el monopolio, algo que no es nuevo. De hecho, es una frase del gran maestro de mediados del siglo XX. Ayer, el diario de la corneta tituló en tapa algo paradigmático: “El optimismo en el país bajó a su menor nivel en 27 años”.

Habría que analizar un poquito esta nota. En principio, retrotraernos 27 años, es decir a 1983, cuando se recuperó la democracia luego de una dictadura sangrienta y genocida. La pregunta es: ¿podría decirse que había algo peor o menos optimista que salir de esa abyecta etapa?

La nota disfraza los números, si tenemos en cuenta que 2 de cada 10 personas dicen que habrá mejoras y 4 de cada 10 aseguran que todo seguirá igual. Lo destacable es que no se aclara a qué aspecto se refiere la pregunta. ¿Será al económico? ¿Al político? ¿Al social? Esto no queda claro, sino sujeto a la libre interpretación del lector.

No se aclara el método, que puede ser muy amplio, se sabe, de las encuestas direccionadas y demás. Más interesante aun es la posición de los medios respecto de las encuestas: se muestran como ajenos a la construcción de la realidad, como si ellos no fueran el principal formador de humor social. Tampoco se dice nada sobre la ubicación geográfica de los encuestados: sólo se aclara que es en todo el territorio. ¿Qué territorio será? ¿El argentino, el porteño, el bonaerense, el resto de la nación? Nada, insustancial por donde se lo analice.

Claro, los lectores de este diario no se formulan este tipo de preguntas. Hay como una retroalimentación de sí mismos. Experimentan la impresión de una situación y la necesidad de confirmarla a través del medio que les dibuja exactamente esa misma situación, siempre pesimista en estos casos. Lo que nunca dejan al descubierto es su interés, que está en las antípodas del interés del Gobierno Nacional. Son vías paralelas que nunca llegarán a tocarse. Es más, se van alejando una de otra hacia el infinito.

En otro párrafo sí se aclara sobre qué aspecto se trabajó. Dice: “En la última versión de la encuesta, en materia económica, tres de cada diez argentinos se confesó pesimista respecto a cómo va a ser la evolución de la economía durante este año. En tanto, casi la mitad los entrevistados consideró que se mantendrá igual y dos de cada diez, opinaron que va a mejorar”. Muy interesante. Si la nota se titulara a partir de este párrafo, podría leerse lo siguiente: “El 70% de los argentinos son optimistas frente a la economía”. Algo poco común por estas tierras, donde las crisis fueron moneda corriente. Lo significativo es el uso “del otro” como recurso. Durante toda la década del 90, las estructuras se derrumbaban pero a esta clase “caca de paloma” poco le importaba.

No le importaba nada de los jubilados que reclamaban una jubilación digna, ni de los estudiantes, ni de los trabajadores, nada de nada. Ellos eran nada. Solo eran los que podían llevar sus dólares a Mickey Mouse. Sin visa, claro está. Supieron qué eran cuando sus ahorros también se tomaron un avión al exterior, para nunca más volver. Ellos también eran argentinos.

Ese recurso “del otro” volvió a agitarse entre nosotros. Vimos una gran preocupación por la pobreza: esta clase media despreocupada que, por acción u omisión, nada hizo por aplacarla –es más, diría que con su indiferencia ayudó a acentuarla–, casi por arte de magia sintió como propia esta situación, que le resultó ajena en las últimas tres décadas. La sintió como propia solo cuando leyó los titulares de los grandes medios de incomunicación, montados en una campaña para mellar la gestión de la Presidenta Cristina. Aquel sector eternamente gorila también se montó en esa campaña, sin importarle en lo más mínimo la verdadera pobreza, más allá del discurso vacío.

Hoy la vedette del periodismo independiente, la vieja mimada de la derecha, Joaquín Morales Solá (perdonen, en realidad sería viejo, pero es tan efímero en el todo), habla del desprestigio de la política. Lo que pretende decir realmente es que está desprestigiada la figura de la Presidenta. Como desde hace rato, el establishment vuelve a posicionar a Julio Cobos como la figurita sobresaliente. Lo notable es que también utiliza el método “del otro”, porque resalta las figuras negativas de la política vernácula, cargando en primer lugar contra Guillermo Moreno, como el más odiado, seguido de Luis D’Elía y Néstor K, como los demonios de esta angelical sociedad.

Ahora bien, en ningún momento aclara que, sólo de casualidad, estas figuras tan odiadas son las que más críticas reciben por parte de esos medios. Es decir, de la “prensa independiente”, la que forma la cabecita de la gorilada. En este caso, el “otro” debe ser un inconsciente colectivo que flota como un radical libre en la atmósfera social argentina. Nada tienen que ver ellos en la demolición de todo actor ligado a las estructuras gubernamentales: el odio nace por generación espontánea.

El objetivo no es otro que lograr un clima como el de 2001. La vieja vedette lo expresa claramente en el último párrafo: empezar a diseñar la salida de este molesto gobierno peronista. Claro, molesto para las corporaciones. Pero que les quede claro –tanto a vos, gorila puto recalcitrante, como al mediopelo que te apoya–: a un gobierno peronista no es fácil llevárselo puesto, porque acá estamos nosotros para defenderlo, una vez más, como ha sucedido a lo largo de la gloriosa historia de este gran Movimiento.

Caniche Julián

5 comentarios:

  1. Este molesto Gobierno peronista se ha empeñado tenazmente en edificar un País diferente. Y sus obras hablan por él:
    Con la restricción a las importaciones, la producción local de juguetes le ganan terreno a los productos importados. La venta llegó a captar el 35% del mercado. En dos años, aspiran a llegar al 50%.
    Además hay millones de personas vacacionando, y se ha aumentado el consumo, ya que los supermercados vendieron en promedio un 30% más que el año anterior para el período de las fiestas.

    Los partidos de la oposición y los medios de comunicación podrían hacerse un festín si terminábamos el año en déficit.
    Pero no.
    Terminamos con superávit.

    Contémosle a la Lilita, que en Septiembre de 2008 decía respecto a la crisis internacional: "en marzo la economía argentina se caerá a pedazos y volverá el corralito".
    Pero no.
    Terminamos marzo, y el año 2009 con superávit. Y corralito, hubo cuando ella era parte del Gobierno, en el poder legislativo... y no supo qué hacer!!! Apuesto que Cristina le hubiera encontrado una salida.

    Te cuento estos datos porque la prensa independiente no los publica!
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Caniches, es dificil abrir el blog, alguien mete la uña.

    Miguel. Córdoba.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen comentario. Adhiero.
    Y no tengo ninguna ilusión. Nos odian. Mas que nosotros a ellos, que simplemente los despreciamos.
    Pero el odio, que nunca pudo resolver ni siquiera el General, hoy está recargado. El rico odia al pobre. El maestro al alumno. El hermano mayor al menor. Hay una carrera para ver quien odia mas. Me llena verdaderamente de tristeza sentir respirar vivir rodeado de odio. Al pobre, al enfermo, al niño, al viejo, al desocupado. La derecha me confunde un poco. Son oligarcas, pero a años luz de una verdadera aristocracia. Un aristócrata es alguien feliz. Estos son unos desgraciados, consumidos por el resentimiento el odio y, fundamentalmente, el MIEDO. Y lo mas triste es que el (imagina un insulto) Morales Solá, hasta ese tipo, podrá tal vez debatir y arrimarse, total, la hoguera que encendió Mitr y Sarmiento hace 100 años y que se han ocupado, concienzudamente, en avivar, generaciones y generaciones de hijos de puta, no se apaga, y un lumpen que gana 3 lucas se cree mas que el otro boludo que gana 2 y este le dice a la pobre mina cargada de pendejos que cobra un plan de miseria "negra de mierda para de tener cría" lo veo a diario. Es muy triste, no hay el mas mínimo sebntimiento de hermandad sobre el compatriota que sufre, que la pasa mal, que esta afuera de todo. Huy, me fui al joraca, menos mal que no llegan a octubre (aclaren bien de que año, no sé si era 2003/4/5/6/7/8/9?) jjajajajaja VIVA PERON CARAJO!

    ResponderEliminar
  4. argentinolibre@hotmail.com5 ene. 2010 12:45:00

    Cuánto hace que Morales Solá se masturaba mirando la imagen photoshopeada de la caída de gobierno de los Kirchner? Resistirá su corazoncito un año y medio más de tan acalambradora tarea sin padecer una crisis nerviosa que lo desprestigie aún ante los que le regalan su falso prestigio? Veo muy probable que justo cuando crea que está por terminar en una explosión de infame placer su infatigable tarea de simio en celo, el resultado de las próximas elecciones le golpee la puerta del baño, le haga tirar la foto al inodoro y lo obligue a poner la cara de boludo desencajado de siempre para poder negar lo que estuvo haciendo, como siempre. Le vaticino una paja inconclusa para el 2011.

    ResponderEliminar

Volvemos a dejar libre la posibilidad de comentarios. Estuvimos obligados a moderarlos por la cantidad de trolls que intentaban desvirtuar el debate. Pero bueno, preferimos que sean ustedes mismos los que, coincidan con nosotros o no, pero perticipan de buena leche; quienes ignoren a los tontos o maquinas de ensuciar, hasta que eliminemos su mugre.