lunes, 24 de agosto de 2009

LOLE RECA(R)GADO: ¿LE METIERON UN EXOCET? (incluye audio)

AUDIO DE "QUE SE LA RECONTRAMETAN EN EL CULO", EL ÚLTIMO CORTE DE LOLECHONE

Por fin, Don Segundo Sombra demostró que corre sangre (aunque de pato) por sus venas. Ahora brama que la interna con Roxana Latorre es una operación política de los Diabólicos K, y se le soltó la cadena: “Que la candidatura presidencial se la recontrametan en el medio del culo”.

Seguramente animado por alguna copa de licor de huevo Cusennier, el Lole rubricó: “Si fue un operativo para que se tiren a la miércoles todas las ambiciones o la lucha a futuro, eso me importa tres pitos. Que se la recontrametan en el medio del culo”. Y por las dudas, refrendó: “Lo digo con todas las palabras”.

“Si los Kirchner me quieren meter un exocet y alguien le da la posibilidad de que lo hagan, fenómeno”, siguió Reutemann, ya despeinado. “Aunque quieran tirarme un misil para borrarme de cualquier posibilidad electoral futura, me importa un pito. Si ése es el objetivo no tengo ningún problema”. Acto seguido, esbozó un puchero, y continuó plumereando su colección de autitos Duravit.


Y permítaseme agregar algo: que te digan "Lole" porque de chico decías "traigo lo lechone" es realmente triste, si no luctuoso.

Caniche Pipo

4 comentarios:

  1. Están desesperados. Agarramos la iniciativa política y no saben donde meterse estos garcas.

    Lole, ya está enojado y eso que todavía no volvió a ver el video que lo hizo bajar de su candidatura en el 2003, eh!

    ResponderEliminar
  2. Renuncie montonera Latorre, renuncie.....

    ResponderEliminar
  3. Qué lindo los Duravit, espero que no se los meta en el culo.

    ResponderEliminar
  4. Compañeros, la estrategia Culo Roto está en marcha!!!!

    A seguir defendiendo el proyecto popular!!!!


    Un abrazo fraterno!!!

    ResponderEliminar

Volvemos a dejar libre la posibilidad de comentarios. Estuvimos obligados a moderarlos por la cantidad de trolls que intentaban desvirtuar el debate. Pero bueno, preferimos que sean ustedes mismos los que, coincidan con nosotros o no, pero perticipan de buena leche; quienes ignoren a los tontos o maquinas de ensuciar, hasta que eliminemos su mugre.