viernes, 2 de octubre de 2009

SOBREDOSIS DE VOLTARÉN

Enfundada en su atuendo plateado, casi dispuesta a protagonizar un nuevo capítulo de la saga “La guerra de las galaxias”, reapareció hace horas, luego de casi dos meses de saludable silencio, la pitonisa Gorililita Carrió. Ante un auditorio que no superaba al grueso de la hinchada de Tiro Federal, Lilita volvió a pecar de soberbia, pero también sumó un nuevo condimento: apeló a un género que osciló entre el stand-up de Las Vegas y el Sermón de la Montaña, un marco ideal para exponer, por ejemplo, sus parábolas “De la Barca” y “De la Rayuela”.

Sus médicos no encuentran remedio a tantos lanzamientos y relanzamientos. En este caso, Carrió lanzó o relanzó o revoleó a la “Coalición Cívica-ARI”, ahora bajo el lema “un nuevo partido, las mismas ideas”.

“Paciencia, tranquilidad”, pidió la pitonisa a su público mientras, en medio de una clara sobredosis de Voltarén, invitaba a los presentes “a jugar a la rayuela para llegar al cielo”. Luego, al borde del trance, señaló que “los argentinos no nos amamos lo suficiente” y destacó la necesidad de “desterrar la ceguera que nos lleva de la magia y la exaltación a la ira, sin transición”, para cerrar con la siguiente revelación: “No es que la política se ha tinellizado, sino que los políticos han politizado a Tinelli”.

Con la lengua seca de tanto chuparles las medias a Morales y a los socialistas, al tiempo que lanzaba una estrellita ninja contra su archirrival presidenciable Cleto Bobos, Lilita sentenció que “el Gobierno quiere apropiarse de todos los medios y dejar sin libertad de expresión al país, maniatar al periodismo libre”.

Después, ya con las cervicales pinzándole el cerebro, afirmó que “el país se encuentra en terapia intensiva”, para añadir que “desde este lugar republicano, democrático, pero no cómplice, nosotros decimos que somos la garantía para millones de argentinos que quieren salir de la peor degradación democrática en 100 años”.

Inmediatamente vino la Parábola de la Barca, que se sucedió una y otra vez entre guiños de ojo y el característico "¿me siguen?" de la pitonisa, para definir al ARI como una “barca que va mar adentro y tiene viento en contra. Tenemos que manejar el timón para que quienes quieran romper no puedan”.

Volvió con todo, y amenaza con disputarle la hegemonía al gran Diego Capusoto.

¡Sáquenle las pastas, por Dios!

Caniche Pipo

8 comentarios:

  1. Lo que es la falta de una buena pinchila, si se me permite la expresión.

    ResponderEliminar
  2. Yo propongo llamar a los récords Guinness para corroborar que la Zanahoria de Barrio Norte ha batido el record de formación y destrucción de partidos (?) políticos. Le duran menos que una porción de fugazzeta!
    Fito

    ResponderEliminar
  3. Ah! Viste? Apareció... Si no fuera por el espacio que le dan los medios, la pitonisa no existe!
    Yo hablé de esto mismo en mi blog!
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Me parece que no hay que sacarle las pastillas, hay que darle pastillas!!. Es hora de medicarla, es un peligro para la sociedad esta loca mística.

    ResponderEliminar
  5. yo me pregunto : porque aparece ahora?. entramos en una nueva etapa? clarin la necesita? que pasa?

    menos mal que las mujeres tenemos en quien referenciarnos. Una mina muy lejana a esta. una mina con convicciones y fuerza. un cerebro que funciona.

    si es por mujeres como esta gorililita, estariamos todas lavando los platos, mientras nos pegan con un palito.

    como mujer rechazo este modelo de politica histerica. seriamente lo digo. aunque lilita este para la carcajada.

    ResponderEliminar
  6. yo no sé si es por gorila, porque es estupida, porque es mala leche, porque esta loca, por las pastillitas, por odio, envidia, miedos o ignorancia, por oportunismo, codicia, o por todo que esta mujer habla, que esta mujer habla y habla pavadas, cada vez que lo hace, habla pavadas, pero quiero marcar bien (y no porque Pipo diera a entender eso; obvio) que nada tiene que ver con que sea mujer, con que sea una mujer participando de politica, ahi si, la quiero poner bien lejitos mio y de las nuestras, de todas, todas, todas las nuestras...
    la banco totalmente a Silvia Ca en su comentario, es sencillamente vergonzoso...
    Besos a ambos!

    ResponderEliminar

Volvemos a dejar libre la posibilidad de comentarios. Estuvimos obligados a moderarlos por la cantidad de trolls que intentaban desvirtuar el debate. Pero bueno, preferimos que sean ustedes mismos los que, coincidan con nosotros o no, pero perticipan de buena leche; quienes ignoren a los tontos o maquinas de ensuciar, hasta que eliminemos su mugre.