sábado, 16 de mayo de 2009

BILLETERA MATA GALÁN - LOS NÚMEROS DE LA CAMPAÑA MEDIÁTICA DE DE NARVÁEZ

Hoy el Capitán Escarlata De Narváez salió a recorrer San Isidro con Gaby Michetti, incursionando ésta por primera vez en territorio bonaerense. Dicen que a Felipe El Épico lo guardan para que camine el interior de la provincia. Pero ya han dicho sus propios encuestadores que ven a El Épico “con un perfil negativo para el votante independiente”, lo cual bien puede traducirse como “piantavotos”. Ayer, el Colo se pateó solito Villegas, América y Trenque Lauquen, cuarta sección electoral, y lo mandó a Felipe a apoyar la candidatura de Puertas a Misiones. A este paso, en un par de semanas Solá va a estar encabezando una misión de paz en Sierra Leona, y de allí a una estrella enana. Así y todo, el Capitán Escarlata insiste en que “lo que estamos haciendo es multiplicar el esfuerzo para poder llevar mejor el mensaje”. Seguro, pero no lo dejás que te acompañe ni a mear.

En otro orden, muy buena la nota de Luis Bruchstein hoy en Página12 en relación con el tema efedrina: (..) “el mismo rey de la efedrina, a través de su abogado, Mariano Cúneo Libarona, presentó una denuncia contra el juez donde aseguraba que Faggionatto Márquez había presionado a su defendido para involucrar a De Narváez aprovechando las indiscutibles y misteriosas tres llamadas. (…) Cúneo Libarona coincide con De Narváez en la acusación contra el juez, o sea contra el Gobierno en última instancia, lo que no ayuda mucho a la posición del candidato del centroderecha, quien a su vez no parece preocupado por un tema que le puede estallar en las manos. Cuando su aliado, el ex gobernador Felipe Solá, le echó en cara el lío en que los había metido, De Narváez respondió que el tema no era importante y que al Gobierno ya no le cree nadie. Sin embargo, la lectura que queda es que, indirectamente, el rey de la efedrina salió a respaldarlo (…). Apenas se confirmó la lista del peronismo encabezada por Kirchner y Scioli, los números del oficialismo saltaron hacia adelante y le sacaron otra vez bastante ventaja. Y como para el peronismo la campaña real recién empieza, mientras que la de De Narváez ya lleva más de un año, en teoría es Kirchner ahora el que tiene más terreno para crecer.”

El Colo viene poniendo billete sobre billete en campaña gráfica, audiovisual y nuevas tecnologías. El primer spot televisivo (“Hay alguien nuevo en la política”) puede, objetivamente, pegar sobre indecisos y desencantados ingenuos. El segundo (“Cachetadas”) es un mamarracho que metaforiza el impacto de las listas testimoniales como sopapos sobre la “gente humilde de buena voluntad”. Más mamarracho todavía si se tiene en cuenta que De Narváez integró el gabinete de un virtual tercer gobierno de Menem. Y a propósito de esto, el otro día el Colo tiró un par de incongruencias graves para salir del paso en el programa de Jorge Sanata, cuando éste le recordó su paso pore el menemismo: “Yo creo que no hubiera sido nada malo un tercer gobierno de Menem si vemos lo que es este gobierno” y “El mejor gobierno de Perón fue el tercero”. Faltó que diga “después del 1º de julio de 1974”. No dan ni ganas de putearlo: este muñeco es impresentable desde todo punto de vista. ¡Qué país generoso! Gracias a Dios que es colombiano…

Pero billetera mata galán. De Narváez emplea en su campaña a los publicistas Ramiro Agulla, Carlos Souto y a la agencia Guillermo González Taboada/Fernando Guevara, quienes trabajan tanto con medios tradicionales (carteles en calles y rutas, diarios nacionales y spots por radio y televisión) como nuevas tecnologías virtuales (tres sitios web, redes sociales como Facebook, Twitter y Sónico, y un canal propio en el sitio de videos Youtube). A esto se suma la creación de la página web “Mapa de la Inseguridad”.

Según un informe de la Agencia Federal de Noticias (DERF), los equipos técnicos del Colo tienen sede en el barrio Las Cañitas. Son más de 120 personas que confeccionan un “Mapa de Medios” con las principales noticias que se difunden en todos los partidos de la provincia de Buenos Aires. De Narváez comenta los hechos principales y graba sus propuestas en su propio estudio de televisión, desde donde se envían a las operadoras locales. La campaña incluye avisos y publicidad disfrazada de información durante los partidos de fútbol que disputa la selección argentina por la clasificación para el Mundial de Sudáfrica.

El sábado 28 de marzo, durante el partido con Venezuela (Canal 13), De Narváez garpó más de medio millón de pesos a TyC para que pongan cuatro zócalos en la base de la pantalla con su foto y la consigna “La seguridad se hace”, más tres planos de él en un palco junto a su esposa embarazada (dos en el primer tiempo y otro a mitad del segundo). Cada pasada de sus spots de unos 13 segundos durante “Los Exitosos Pells”, “Valientes” o “Fútbol de Primera” cuesta entre 26 y 35.000 pesos.

Sus avisos dominicales –siempre según DERF– en diarios de alcance nacional cuestan unos 300 mil pesos por semana; sus afiches en vía pública, 380 mil pesos cada 300 mil impresos y colocados; sus gigantografías, de 6.000 a 40.000 pesos por mes cada una. Canales de cable como TN cobran unos 160 mil pesos por tres mil segundos de spots y una frecuente aparición en las tandas de los partidos de fútbol transmitidos por TyC Sports. El Capitán Escarlata admitió que este despliegue es muy caro y se vanaglorió de que se financia con guita pura y exclusivamente suya. Caramba, Francisco.
Caniche Pipo

2 comentarios:

  1. lA PLATA AYUDA, PERO NO SIEMPRE ES LA SOLUCIÓN A TODOS LOS PROBLEMAS. qUE TENGA OJO EL cOLO, PORQUE SI FRACASA PUEDE CAER OTRA VEZ EN DEPRESIÓN, COMO LE PASÓ HACE UN TIEMPO...
    Te mando saludos

    ResponderEliminar
  2. COlo: esto se completa con la muy buena nota del perro Verbitsky hoy en Página.
    Un abrazo peronista!

    ResponderEliminar

Volvemos a dejar libre la posibilidad de comentarios. Estuvimos obligados a moderarlos por la cantidad de trolls que intentaban desvirtuar el debate. Pero bueno, preferimos que sean ustedes mismos los que, coincidan con nosotros o no, pero perticipan de buena leche; quienes ignoren a los tontos o maquinas de ensuciar, hasta que eliminemos su mugre.