miércoles, 22 de abril de 2009

¿LA C.T.A. VIVE EN UN TERMO O TIENE MALA LECHE?

JORNADA DE PROTESTA DE LA C.T.A.
La jornada de protesta respondió a "la necesidad de un nuevo modelo de distribución de la riqueza". También pidieron la sanción de una Ley de Emergencia Ocupacional que prohíba los despidos por 180 días. En Capital, los reclamos le apuntaron al macrismo. "No están dando las partidas que son pertinentes para la distribución de la riqueza y para la Educación", le dijo a Clarín.com Rubén López, secretario de Relaciones Institucionales de la CTA- Capital.

"Es una jornada nacional de lucha, el preámbulo de un paro general que se efectivizaría en unos 10 días si no tenemos una respuesta al pedido que le hicimos al Gobierno", advirtió Yasky bien temprano.

Apostilla Caniche
Si realmente la protesta fué por un nuevo medelo económico, vieven en un termo; y sería entrar en el pelotudeo, enumerar las conquistas sociales que los trabajadores conseguimos durante estos últimos cinco años y medio. La realidad es que buscan la personería gremial como central sindical alternativa a la CGT, cosa que va a contramano de lo que está pasando en el mundo, donde las Centrales Obreras tratan de unificarse para enfrentar la crisis del capitalismo internacional.
Enmascarar un reclamo de aparato sindical en una medida de fuerza con reinvindicaciones obreras es MALA LECHE.
El Caniches Chino.

3 comentarios:

  1. SON REGORILAS, CUANDO NOS MOVILIZAMOS Y CANTAMOS LA MARCHA NOS HACEN CALLAR....Van a ser tropa de tachuela vía Buzzi...no se dan cuenta pero en eso andan....

    ResponderEliminar
  2. Laburan para el enemigo.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Volvemos a dejar libre la posibilidad de comentarios. Estuvimos obligados a moderarlos por la cantidad de trolls que intentaban desvirtuar el debate. Pero bueno, preferimos que sean ustedes mismos los que, coincidan con nosotros o no, pero perticipan de buena leche; quienes ignoren a los tontos o maquinas de ensuciar, hasta que eliminemos su mugre.